Proyecto FIP impulsará negocios sostenibles y reducirá pérdida de bosques en Atalaya (Ucayali)


Fecha: 25/01/2018


Proyecto FIP impulsará negocios sostenibles y reducirá pérdida de bosques en Atalaya (Ucayali)

  • Comunidades nativas y pequeños usuarios del bosque fortalecerán sus capacidades y contarán con incentivos para planes de negocios.
  • Mediante proyecto de cinco años se aprovecharán de forma sostenible 440 500 hectáreas de bosques y se reducirá en 50% la deforestación.

 

La generación de negocios sostenibles en comunidades nativas y pequeños usuarios del bosque, a través del fortalecimiento de capacidades, alianzas comerciales y la implementación de un fondo de incentivos, son parte de los beneficios que brindará el proyecto de inversión pública (PIP N° 2), que ejecutará el Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático del Ministerio del Ambiente (MINAM) en Atalaya, Ucayali, en el marco del Plan de Inversión Forestal (FIP Perú).

 

De esta manera, se busca promover el aprovechamiento sostenible del bosque en la región, reducir la deforestación y mejorar la calidad de vida de las poblaciones que viven o dependen del bosque.

 

Así lo indicó el Jefe de la Unidad de Incentivos para la Conservación de Bosques del Programa Bosques, Javier Loza, durante la presentación que realizó en la ciudad de Atalaya sobre los alcances de este proyecto a representantes de organizaciones indígenas, Gobierno Regional de Ucayali, Municipalidad de Atalaya, SERNANP, SERFOR, entre otros.

 

50 planes de inversión

 

"Durante los cinco años que dure el proyecto se implementarán 50 planes de negocios en armonía con la conservación y se logrará el aprovechamiento sostenible de 440,500 hectáreas de bosques", señaló Javier Loza.

 

Por su parte, la Secretaria General de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), Ruth Buendía, destacó el enfoque económico del proyecto. "No solamente hay que conservar el bosque sino también apoyar a las comunidades que están alrededor y que necesitan también tener ingresos económicos. Entonces con el proyecto (PIP 2) se les va a apoyar para poder seguir trabajando sosteniblemente (los bosques)", indicó.

 

A su vez, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (CONAP), señaló: "Es importante entrar a iniciativas económicas en las cuales los pueblos indígenas y las comunidades nativas beneficiarias puedan mejorar su nivel de vida, a través de proyectos productivos, por ejemplo el cultivo de café, cacao, de piscigranjas, manejo forestal comunitario. Todo esto permitirán mejorar el nivel de vida de la población de la provincia de Atalaya".

 

El proyecto se denomina "Mejoramiento de los servicios de apoyo al aprovechamiento sostenible de la biodiversidad de los ecosistemas en el paisaje forestal de los distritos de Raimondi, Tahuanía y Sepahua, en la provincia de Atalaya, departamento de Ucayali".

 

Será implementado a partir del segundo semestre del 2018, beneficiará a 2300 familias y tiene un costo de inversión de S/.40 millones 260 mil, con apoyo del Banco Mundial (BM). Además contribuirá a reducir en un 50% el promedio anual de deforestación en la zona de intervención.

 

Otros beneficios

 

El proyecto también comprende acciones de reconocimiento, titulación y demarcación de territorios de comunidades nativas, lo que les brindará seguridad jurídica, así como el fortalecimiento de las capacidades para la vigilancia y monitoreo de bosques de las comunidades y los pequeños usuarios del bosque, como organizaciones de productores o cooperativas.

 

Como parte del proyecto, también se brindará asistencia técnica para fortalecer los espacios de participación para una mejor articulación en la gobernanza del bosques, tales como el consejo ambiental regional (CAR) y el consejo ambiental municipal (CAM)

 

El proyecto complementará y fortalecerá el mecanismo de incentivos que brinda el Programa Bosques en Ucayali. Este mecanismo beneficia a 18 comunidades nativas en este departamento (8 se ubican en Atalaya), lo que permite asegurar la conservación de 228,905 ha de bosques comunales.

 

Este proyecto es uno de los cuatro que conforman el Plan de Inversión Forestal (FIP Perú), aprobado en el 2013, que implementa el Programa Bosques. Los otros proyectos tienen como área de intervención los departamentos de Loreto, San Martín, Madre de Dios.

 

Luego de un periodo de estancamiento, la actual gestión del MINAM, a través del Programa Bosques, logró la formulación y viabilidad de los proyectos FIP que serán implementados a partir del segundo semestre del 2018.